24.4.15

Bye Industria Argentina

Hoy estuve en unos de los Altos (shopping) porque mi tarjeta de crédito anuncia dos días de descuento.
Aún con el 25 o el 30% de reintegro los precios siguen siendo caros.
La mayor frustración es que el valor no es proporcional a la calidad del producto que ofrecen.
Los tejidos, las telas y la hechura de las prendas son pobres, muchas feas, como si no se ocuparan del diseño y la cualidad de los materiales.
En Falabella y en Ver la mayoría, sino todas las prendas, son importadas porque tienen el sello que las identifica. ¿De dónde? No sé.
Me pregunto ¿porqué no es posible comprar afuera, importar nosotros mismos, a un precio conveniente?
Si se trata de defender la industria argentina, entiendo, pero en estos casos la mercadería llega del exterior, no se protege la manufactura interna.
Y me irrita pensar que remarcan los precios en porcentajes desmesurados.
Se les hace el caldo gordo a los comerciantes que importan mercadería berreta y la venden como si fuera de primera.


2.3.15

Reclamo a Fargo y a los supermercados involucrados

Escribo después de haber notificado a Fargo telefónicamente y en su página de facebook (el sitio está en construcción).
También les escribí a los comercios involucrados.
Hace 10 días en Walmart Avellaneda (Güemes 861) compré un envase grande de pan marca LACTAL y notamos que tenía una textura y un sabor diferente al acostumbrado.
El último viernes en Carrefour de la misma localidad (Av. Belgrano 422) sólo quedaban dos envases, uno de los panes completamente verde.
Hoy vuelvo a Walmart y compro un pan que debo devolver porque tenía el precinto pero no estaba cerrado al vacío; le falta la tapa y tiene un olor fuerte y una textura rara.
Es sospechoso cuando hasta hace poco tiempo atrás era el pan lacteado más rico y al mejor precio.
Espero que pronto puedan verificar qué sucede, tomar las medidas necesarias y podamos llevar nuevamente el pan a nuestra mesa.

Atención: Al llamar al 08001220240, servicio al consumidor, me dijeron que tenían ya otros reclamos e iban a chequear la cadena de producción. En ningún momento me ofrecieron un resarcimiento ni tomaron mis datos para hacer una denuncia efectiva.
Decidí hacer pública la queja para que llegue a los responsables y al consumidor.